Relación entre salud y resistencia cardiovascular con rendimiento cognitivo

enero 1, 2010

Numerosos trabajos científicos han asociado la práctica de actividad física con el aumento de la producción de células en el hipocampo, una región del cerebro involucrada en el aprendizaje y la memoria.

Más recientemente investigadores de la Universidad de Gotemburgo y el Karolinska Institute de Suecia han concluido que mantener una buena forma física durante la adolescencia se asoció a mayores logros educativos y profesionales en la edad adulta.

Las conclusiones de esta investigación realizada con población sueca Cardiovascular fitness in associated with cognition in young adulthood, fueron publicados en  PNAS Proceedings of the National Academy of Sciences  y apuntan a la importancia de estimular la aptitud física en los adolescentes, sobre todo en las escuelas.

Los resultados del estudio relacionan de forma elevada la salud y la resistencia cardiovasculares a los 18 años  con mejores puntuaciones en pruebas cognitivas y que el vínculo entre la forma física y la inteligencia no se debe a condicionantes genéticos ni educativos, sino que surgiría a partir de factores ambientales.

En este trabajo también se detectó que los adolescentes suecos con una buena forma física tienen más probabilidades de obtener un título universitario. La práctica deportiva a los 18 años se ha relacionado también con mejores empleos, mejor salario y más responsabilidades de gestión después de los 36 años.