Evaluación de la condición física en el ámbito de la actividad física para la salud

junio 6, 2013

Correr en playa

El término inglés Fitness significa literalmente “estar en (buena) forma”.

Desde hace más de 20 años Fitness se viene empleando en nuestra cultura como un término que hace referencia a una condición física óptima, asociada a un buen estado de salud general y que posibilita una mejor calidad de vida en las personas.

En la prescripción y programación de actividad física para la salud juega un papel esencial el proceso de evaluación, cada vez más importante para el desarrollo permanente y de calidad de los servicios de fitness.

La evaluación es un proceso en el que se obtiene y maneja información en cualquier momento del mismo, con el fin de mejorar tanto el proceso como  los resultados, además de permitir el reajuste constante de los objetivos hacia la excelencia.

La evaluación a la hora de programar actividad física en supone:

– Una actuación integrada en el proceso de entrenamiento para la salud.

– Una intervención que se puede realizar en cualquier momento del proceso: al inicio, durante o al final.

– La obtención de información numérica o cualitativa.

– La posibilidad de tratar matemáticamente la información.

– La posibilidad de comparar el resultado con los objetivos planteados para medir la evolución personal (evaluación respecto al criterio).

– La posibilidad de comparar el resultado con resultados obtenidos por individuos semejantes en edad y sexo para comprobar su evolución respecto a un grupo (evaluación respecto a la norma).

– El planteamiento de nuevos objetivos en función de los resultados de evaluación.

Para más información sobre este tema, pongo a vuestra disposición un pequeño manual para la evaluación de la condición física en el contexto de la salud.

Espero que os sea de utilidad.

Evaluación de la condición física en el ámbito de la salud


Preparación física del equipo olímpico femenino de baloncesto para los JJOO de Atenas 2004

junio 6, 2013

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En agosto de 2004 tuve la oportunidad de poder participar en los JJOO de Atenas como preparador físico de la selección española femenina de baloncesto. Disfrutar de aquella competición fue realmente emocionante a todos los niveles, no sólo por la presencia en los juegos sino también por el proceso vivido durante todo el ciclo previo de cuatro años.

En ese tiempo se definió un proyecto de equipo desde la FEB con el que, de la mano de Vicente Rodríguez, fuimos alcanzando todas la metas que llevaron por primera vez en la historia a la clasificación por méritos deportivos de la selección de baloncesto femenino a unos juegos olímpicos.

Detrás de toda esta experiencia, ya algo lejana, quedan recuerdos inolvidables y con momentos deportivos muy brillantes,especialmente la consecución de dos medallas en los Europeos y el 5º puesto en un mundial.

Me gustaría compartir con todas la personas interesadas en el baloncesto y el entrenamiento deportivo en general unas diapositivas con diversos esquemas en relación a las líneas maestras de la preparación que siguió el equipo olímpico para estos juegos.

Espero que os resulte interesante.

Preparación del equipo olímpico femenino de baloncesto para los JJOO Atenas 2004